I+GC [ar]
Liberland: Desde un Bosque Inundado hacia una Ciudad Flotante [4to Premio]

DISTINCIÓN: 4to PREMIO

UBICACIÓN: Liberland.

 

PROYECTO

Agustina González Cid

Matías Imbern

León Carpman

Andrés Bertoni

Agustin Ramonda

Rodrigo Salgado

 

AÑO 2016

 

MEMORIA DESCRIPTIVA:

 

ECOSISTEMA: FUNDIR LA CIUDAD CON EL PAISAJE EXISTENTE

El desafío crítico del proyecto es cómo crear una ciudad dentro de un bosque de inundable. La dinámica del río Danubio genera desplazamientos lateral según la geometría de los meandros, conformando el paisaje de Liberland y preservando la riqueza del suelo mediante formaciones terrestres que transportan y depositan sedimentos esenciales para sostener la diversa flora y fauna del ecosistema existente.

Para no interferir con el ecosistema natural, el proyecto desarrolla dos estrategias superpuestas a diferentes niveles. A nivel superior, crea una ciudad flotante capaz de coexistir con el bosque inundable, permitiendo que la naturaleza fluya por debajo. A nivel inferior, en el bosque algunas áreas se consolidan a una altura segura, y se utilizan para albergar una amplia variedad de espacios abiertos para la ciudad. El resto del terreno se deja como una reserva natural que permite y acepta la inundación en lugar de luchar contra ella. Además, a nivel de ciudad, las avenidas se organizan siguiendo el patrón forestal (creado por la afectación de los meandros), desarrollando una relación simbiótica con el paisaje existente.

 

INFRAESTRUCTURA: APOYO SUAVE, CIUDAD ELEVADA

Para establecer las bases de un orden urbano espontáneo, el proyecto desarrolla una estrategia de cuadrícula basada en la lógica de Manhattan pero adaptada al patrón natural pre-existente. Las avenidas van por la dirección principal y las calles organizan el espacio entre ellas. Con la salvedad de un sistema de tranvía que recorre las avenidas para facilitar el movimiento de largas distancias, Liberland es completamente peatonal, reforzando la relación entre la gente y la naturaleza.

Como medida para reforzar la preservación de la naturaleza, el cuerpo principal de cada edificio está elevado del suelo, ocupando sólo el treinta por ciento del área del lote y tocando sólo el cinco por ciento con apoyos estructurales. Esta condición reduce al mínimo la remoción de los árboles existentes y aumenta la iluminación solar para la reserva natural en el nivel inferior. El tejido esponjoso resultante es un ecosistema artificial de alta permeabilidad, fluidez y flexibilidad.

A nivel internacional, y para conseguir la independencia de sus vecinos, Liberland tiene un Hub de Transporte, un super-edificio que combina un aeropuerto, capaz de conectar con toda Europa, y un puerto, que explota la conectividad del Danubio, el cual atraviesa diez países. A nivel local, este edificio también contiene las oficinas del gobierno mínimo y las instalaciones para proporcionar a la ciudad con los sistemas de infraestructura básicos, los cuales se distribuyen a lo largo de la red de calles elevadas.

El Super Hub de Transporte funciona como la pieza fundacional de Liberland.

 

DESARROLLO: UNA CIUDAD QUE EVOLUCIONA CONTINUAMENTE

Siguiendo la idea de combinar el hábitat natural con calles elevadas que permiten áreas comerciales densas, Liberland no tiene una zonificación preestablecida. Esta condición alienta el establecimiento de edificios de uso mixto por todo el territorio de acuerdo con el orden espontáneo, conducido por potenciales emprendedores.

La tierra en Liberland se divide en un tamaño promedio de parcela de 35x50m. Cada una puede desarrollarse independientemente, pero también consolidarse en parcelas más grandes para aumentar la huella del edificio. Para el número propuesto de habitantes (340.000) el escenario genérico utilizara el 80% de la parcela a una altura media de 11 plantas. Sin embargo, un estudio de densidad muestra que la propuesta puede albergar hasta 900.000 habitantes con ocupación completa a una altura media de 20 pisos, imaginando infinitas posibilidades de crecimiento.

El proyecto fue diseñado como un conjunto mínimo de reglas que proporcionan la base para un sistema de auto-organización que se puede configurar de acuerdo a diferentes demandas, actualmente inciertas.